martes, 16 de febrero de 2010

TIRAMISU SIN HUEVO

La verdad que cuando empecé la andadura bloguera lo hice con ilusión, pero nunca pensé ni por asomo que llegara este día. Hoy estoy de celebración doble por una parte, hace poquito mi blog cumplió un año (enero 2009) y la segunda que acabo de terminar de escribir mi receta número 100. Desde aquí quiero agradecer a todas las personas que con sus comentarios, premios y preguntas han cooperado de alguna manera en este blog. Por supuesto también agradecer a todos los que habéis hecho alguna receta mía y me lo habéis comunicado, es muy gratificante, de verdad..... y por supuesto a mi hermana que contribuye como ya sabéis con alguna recetita y que me mandó esta foto poniendo RECETAS 100 en la nieve.








La receta número 100 es nada más ni nada menos que un tiramisú. Es algo especial para mí, aparte que es uno de mis postres favoritos, por el gustillo del café, es una receta que me han pedido que la ponga y la dedico con mucho, mucho cariño. El tiramisú es también conocido como el dulce del amor, lo explico más abajo en la historia del postre.
Únicamente puedo decir que es la receta de un restaurante italiano bastante famoso en Tenerife, por supuesto no voy a decir el nombre, no lleva huevo, de lo cual me alegro porque me da respeto comer recetas que llevan huevo crudo en su elaboración.










INGREDIENTES
1 litro de nata líquida
1 tarrina de queso mascarpone
6 cucharadas soperas de azúcar
Bizcochos del tipo Lady Fingers o Savoiardi (son los duritos)
Café fuerte o nescafé
Licor Amaretto o Frangelico
Una pizca de sal
Cacao amargo para espolvorear



Verter la nata, el queso, el azúcar y la sal en un bol. Batirlo con la batidora hasta que quede montadito (como una crema espesa), reservar.

Hacer una café fuerte o mezclar café con una cucharadita de nescafé o como hice en mi caso, utilizar un vaso de agua, una cucharada grande de nescafé o capuchino y una cucharada grande de Amaretto o Frangelico. (Yo no pongo azúcar en el café, porque los bizcochitos ya llevan por encima pero se puede endulzar).

Mojar los bizcochitos en el café y colocarlos en la fuente que vamos a servir el tiramisú. Tiene que quedar toda la bandeja tapada con los bizcochitos. Los bizcochos tienen que quedar jugositos no empapados.

Con ayuda de un colador espolvorear chocolate por encima. (Yo utilizo el chocolate cadbury drinking chocolate, el que tiene el envase malva . He comprobado que aguanta bastante sin humedecerse, pero se puede utilizar cualquier otro).

Colocar encima del chocolate una capa gruesita de nata con queso.

Volver a repetir la capa de bizcochos mojados en el café, espolvorear chocolate y terminar con la de crema.

Dejarlo reposar en el frigorífico de 8 a 10 horas o mejor de un día para otro. A la hora de servir, espolvorear toda la superficie con chocolate ayudándonos de un colador.



























Nota: Los bizcochitos son los duritos, de huevo, que venden en los supers o utilizar los de soletilla. Particularmente me gustan más los duritos porque no empapan tanto.







El licor Amaretto es licor de almendras y el licor Frangelico es licor de avellanas. Particularmente a mí me gusta más el de avellanas, lo veo más dulce, pero todo es cuestión de gustos.


Este es el chocolate que he utilizado para espolvorear:








Mirando en internet encontré la historia del tiramisú, me pareció muy original y la pongo a continuación:

El tiramisú, también llamado el dulce del amor, es un postre moderno, de los años 50. Tiene su origen en la parte Norte de Italia, en la región del Véneto (cuya capital es Venecia). Concretamente en los burdeles de esta región. En esos tiempos tenían también cocinero... Allí se ofrecía a los clientes un dulce como tentempié que "te tira su"...” La expresión "te tira su", en lengua veneta (y en la lengua italiana "ti tira su"), significa que te levanta, te anima.... al ser elaborado con una concentrada cantidad de chocolate y café, ambos conocidos por su aportación de endorfinas y reconocidos efectos afrodisíacos. Era al parecer un dulce muy apreciado por los caballeros que llegaban a los burdeles después de una larga noche y querían.... en fin ya se sabe.....

Al principio,no llevaba ni queso mascarpone, ni nata u otras grasas similares. En 1968 el tiramisú fue sacado de los prostíbulos y presentado en una cadena de restaurantes con un éxito popular.

Entre los años setenta, ochenta y noventa, la receta utilizada en diversos restaurantes en Milán utilizaba cinco ingredientes: huevos y azúcar batidos, bizcochos Savoiardi mojados en café expreso y cacao en polvo. Todo el mundo te dirá que hace el tiramisú original pero hay infinidad de variaciones y recetas. Lo que coinciden en todas es el mascarpone y el café.


Después de esta curiosa historia únicamente un brindis compartido con todo el mundo que me lee. Muchas gracias.