viernes, 10 de diciembre de 2010

BIZCOCHO ROSCÓN DE REYES

Estamos en los días previos a las navidades. Mi hermana se ha unido a este ambiente pre-navideño y ha hecho este bizcocho por dentro con fruta escarchada que se parece completamente por fuera al tradicional Roscón de Reyes.

Les gustó tanto que lo volverá a repetir incluyendo una sorpresa como si fuera el auténtico roscón. Los cambios de mi hermana de la receta original están puestos entre paréntesis).








INGREDIENTES
250 gr de harina de repostería
100 gr de fruta confitada variada
125 gr de mantequilla, (mi hermana utilizó margarina)
150 gr de azúcar glass
1 cucharadita de glucosa o de miel, (si no utilizamos ninguna de las dos opciones poner algo más de azúcar como 180-200gr)
3 huevos
70 ml de leche
2 cucharadas de agua de azahar, (mi hermana no tenía, así que para aromatizar puso ralladura de limón y anís en grano)
½ sobre de levadura en polvo
Opcional: trocitos de almendra (granillo de almendra crudo), (mi hermana tenía almendra laminada)



Método thermomix
Poner la mariposa y programar durante 3 minutos a velocidad 3, 37º de temperatura para mezclar la mantequilla y el azúcar.

Agregar los huevos, la leche y el agua de azahar sin dejar de remover, para que todo quede bien integrado.

Por último, añadir la harina tamizada con la levadura y el granillo de almendra, remover unos segundos a Velocidad 6.

Usar un molde de rosca, engrasarlo y enharinarlo si es metálico, si el molde es de silicona prescindir de este paso. Precalentar el horno a 180ºC.

Trocear la fruta escarchada, enharinarla (para que se queden los trozos en el fondo y al dar la vuelta, queden arriba de adorno), colocarla en la base del molde. Mi hermana puso algunos trocitos más de fruta muy finamente picados que quedaron dentro del bizcocho. Echar toda la mezcla del bizcocho sin remover, encima de la fruta.

Hornear a 180ºC, durante 35 a 40 minutos, (según horno y molde). Comprobar con un palillo.

Desmoldar y al dar la vuelta, queda estupendo con las frutas arriba, de mucho colorido.
Adornar con azúcar glass y láminas de almendra.



Método tradicional
Unir la mantequilla, (a temperatura ambiente), con el azúcar y la glucosa o miel, hasta que la mezcla esté cremosa y blanquecina (si se hace a mano queda mejor hacerlo al baño María, en un bol).

Incorporar los huevos, uno a uno (no añadir el siguiente hasta que el anterior esté ya bien integrado). Poner el agua de azahar y la leche, y seguir batiendo.

Mezclar la harina tamizada y la levadura, añadir poco a poco a la mezcla anterior, removiendo bien todo. Agregar el granillo de almendra y mezclar todo bien.

Usar un molde de rosca, engrasarlo y enharinarlo si es metálico, si el molde es de silicona prescindir de este paso. Precalentar el horno a 180ºC.

Trocear la fruta escarchada, enharinarla (para que se queden los trozos en el fondo y al dar la vuelta, queden arriba de adorno), colocarla en la base del molde. Mi hermana puso algunos trocitos más de fruta muy finamente picados que quedaron dentro del bizcocho. Echar toda la mezcla del bizcocho sin remover, encima de la fruta.

Hornear a 180ºC, durante 35 a 40 minutos, (según horno y molde). Comprobar con un palillo.






Desmoldar y al dar la vuelta, queda estupendo con las frutas arriba, de mucho colorido.
Adornar con azúcar glass y láminas de almendra.























NOTA: Esta receta la copió mi hermana del blog, Corazón de Almíbar.