martes, 22 de febrero de 2011

CURSO FONDANT

El día 19 de febrero me quité la espinita del fondant. Tenia un montón de ganas de aprender esta técnica. No paro de ver auténticas preciosidades de tartas y tenia mogollón de curiosidad de trabajarlo, pero por diversas circunstancias todavía no había hecho ningún curso.

Aprovechando que Mónica, del blog Secretos, enyesques y algo más o el que tiene de fondant Mónica cupcakes, tenia pensado un viaje relámpago a Tenerife desde la isla de enfrente, me animé y pasé una mañana de sábado de lo más divertida. La verdad que Mónica explica fenomenal la técnica que domina a la perfección, los apuntes están muy detallados y hace las clases muy amenas y entretenidas. El tiempo pasa volando y cuando te das cuenta tienes una preciosidad de tarta elaborada. Nos reunimos 7 chicas, de las cuales yo conocía a dos, pero enseguida se creó muy buen ambiente y las siete disfrutamos mogollón. Por supuesto también tengo que agradecer a la anfitriona que prestó su casa para hacer este curso, Verónica, muchas gracias por todo y por esos maravillosos cupcakes, bueno no sé si agradecértelo o no porque ahora tendré que comprarlos, porque estaban de vicio.

También tengo que decir que no pude hacer muchas fotos porque yo iba de alumna y estaba muy aplicada cogiendo anotaciones, o trabajando y no me levanté para hacer muchas fotos. Algunas fotos son de Mónica que me las he bajado de su blog y me pasó algo imperdonable no me saqué ninguna foto con la profe ni hice una foto de grupo. La verdad que yo trabajaba de tarde y tenia el tiempo justo de salir corriendo del curso e ir a mi trabajo y supongo que me despisté por ese motivo.


No tengo foto de Mónica pero sí de algunos momentos de su explicación.






Varios momentos del grupo en la clase.





La tarta de mi amiga y la mía.




Como trabajaba de tarde no pude probar la tarta hasta el día siguiente. Estaba perfecta.
Las tartas de fondant lo bonito que tienen, desde mi punto de vista, es la diversidad de decoración y colorido que puedes hacer con esta técnica. Se necesita un bizcocho que soporte el peso, un relleno jugoso y el fondant que lo coloreas, cortas, pintas o le das formas. Es decir un mundo impresionante e inhacabado de posibilidades.








Una foto del corte.












Estos son los maravillosos cupcakes que nos deleitó la anfitriona Verónica, son super jugosos por dentro y muy delicados de sabor, nada, nada empalagosos. Yo probé el de chicle, dulce de leche y de higos. Estoy segura que cualquiera que compres está bueno. Una delicia. Si queréis curiosear la página o hacer un pedido: Cupcake´s house





NOTA: Mónica también tiene una tienda on line dónde puedes comprar accesorios, ingredientes.... para hacer estas preciosidades de tarta.